Endometriosis

Endometriosis

Durante el ciclo menstrual, el cuerpo de la mujer experimenta cambios para prepararse para un posible embarazo. Uno de estos cambios es el crecimiento del endometrio, una capa de tejido que reviste el interior del útero y que, en caso de embarazo, proporciona un ambiente adecuado para el desarrollo del embrión.

La endometriosis se caracteriza por el crecimiento anormal del tejido endometrial fuera del útero, generalmente en los ovarios, las trompas de Falopio, la vejiga urinaria o los intestinos. Este tejido endometrial adicional también se desprende y sangra durante el período menstrual.

Este crecimiento anormal provoca que la menstruación sea más dolorosa y, en algunos casos, incapacitante, ya que el tejido endometrial inflamado puede afectar a otros órganos y tejidos.

Los síntomas de la endometriosis varían de una persona a otra y pueden incluir:

  • Dismenorrea (dolor menstrual)
  • Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales)
  • Dolor en la parte baja del abdomen
  • Menstruaciones abundantes o pérdidas de sangre fuera del periodo
  • Anemia

Diagnóstico

Diagnosticar la endometriosis puede ser complicado, ya que la causa exacta de la enfermedad es desconocida y difícil de estudiar.

El médico puede sospechar endometriosis en función de los síntomas de la paciente y realizar varias pruebas, como:

  • Entrevista médica para comprender los síntomas y el dolor.
  • Examen ginecológico en busca de signos de endometriosis.
    Ecografía vaginal con doppler y, en algunos casos, resonancia magnética pélvica.
    Análisis de sangre, incluido el marcador CA-125.
    En algunos casos, se puede realizar una laparoscopia, una cirugía mínimamente invasiva que permite al médico visualizar y tratar las lesiones endometriósicas.

Tratamiento

El tratamiento de la endometriosis depende de varios factores y puede incluir:

  • Inseminación artificial para pacientes con endometriosis en etapas tempranas (grado I y II).
  • Fecundación in vitro (FIV) para pacientes con endometriosis más avanzada (grado III y IV), especialmente si las trompas de Falopio están afectadas.
    Ovodonación para pacientes con endometriosis grave que no han tenido éxito con otros tratamientos de fertilidad.
    Vitrificación de óvulos para preservar la fertilidad, especialmente en casos de endometriosis avanzada, permitiendo que los óvulos se utilicen en tratamientos futuros cuando la paciente esté lista para concebir.

Whatsapp
WHATSAPP idiomas
Whatsapp
WHATSAPP idiomas